El año que Trobbiani regaló alegrías en Calama

Ir abajo

21082014

Mensaje 

El año que Trobbiani regaló alegrías en Calama





(Por Francisco Herrera)

En un campeonato dominado por el norte grande chileno, Cobreloa se coronó como campeón del Torneo Nacional de 1988, de la mano de un mundialista en México 86’, que además tuvo la oportunidad de alzar la copa. Marcelo Trobbiani, “el Mandrake” era el talento y la calidad que en cancha permitió que los Zorros del Desierto alzaran su cuarto título nacional y el quinto en su estantería.

El cuadro naranja, sin dudas vivió la mejor época de su historia en la década de los 80’, coronando todo, con un título ganado en forma brillante en el torneo de 1988. En la dirección técnica del conjunto del Loa, se encontraba Miguel “Chueco” Hermosilla. Bajo su tutela, el conjunto de Cobreloa sumaría 40 puntos totales, en 30 partidos disputados. Además el cuadro naranja, sumó 17 victorias, sin perder ningún partido en Calama, de hecho si no es por un empate frente a Iquique a 3 goles, no hubiese cedido puntos en su casa. Además de esta notable estadística en el Estadio Municipal de Calama, los Zorros del Desierto se permitieron la posibilidad de vencer a Colo-Colo, a esas alturas ya su clásico rival, en condición de visitantes con un marcador de 2 a 0, cerrando una espléndida primera rueda. Los goles corrieron por parte de González y Muñoz.

El partido en el que se alzó la copa, fue justamente ante Colo-Colo en Calama, en la última fecha de la segunda rueda. Cobreloa llegaba a este partido, con la necesidad de ganar para así también continuar con la ventaja de tres puntos por sobre Cobresal, a la postre el sub campeón. Los loínos vencieron por uno a cero con gol del “diablo” González una vez más.

Justamente, Juan Carlos “el diablo” González fue el goleador naranja con 13 tantos, seguido por Juan Covarrubias con 8, Marcelo Trobbiani con 7 y Jorge García con 5. El mundialista argentino en México 1986, se robó todas las miradas a lo largo del campeonato, principalmente por dos razones. La primera por haber sido un jugador campeón del mundo, destacando de sobremanera en el universo de jugadores extranjeros que llegaban a jugar a nuestro fútbol y en segundo orden, por la gran calidad técnica de su juego, razón por la cual fácilmente podría situársele entre los mejores extranjeros que han pisado pastos nacionales. Era recurrente leer en las crónicas deportivas de ese año, el cómo “Mandrake” era capaz de cubrir el balón evitando a toda costa que los defensores rivales le pudiese arrebatar el mismo. También se destacaba su visión de juego y exquisita pegada, la cual le permitía buscar anotar disparando al arco rival, o dejar en inmejorable posición a sus compañeros de ataque para poder realizar algún remate.

Como pocos jugadores el 10 naranja, fue uno de esos hombres que de verdad dan espectáculo y suman efectividad a sus equipos, era el émbolo de ataque necesario para darle una solidez a un conjunto que contaba con no pocos jugadores de renombre. Ese Cobreloa campeón, partió por Mario Osbén bajo los tres palos, Hugo Tabilo y el fallecido Claudio Tello como defensores insignes, además de otros identificados con la naranja como Juan Carlos Araya y Héctor “Ligua” Puebla.

http://www.solamentefutbol.cl/el-ano-que-trobbiani-regalo-alegrias-en-calama/
avatar
Fry
Corazón de Minero
Corazón de Minero

Me Gusta : 19
Fecha de inscripción : 03/04/2013

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.