El año naranja (Parte 2)

Ir abajo

22092014

Mensaje 

El año naranja (Parte 2)






(Por Francisco Herrera)

El campeonato de clausura del año 2003, se definiría de igual manera que su antecesor, el apertura 2003. En otras palabras, se reeditaba un clásico del futbol chileno en la final, Cobreloa y Colo-Colo presentaban sus cartas para adjudicarse la copa. Los naranjas buscaban el bicampeonato, mientras que por su parte el cacique intentaría “vengar” lo ocurrido en la primera parte del año. Los resultados y los escenarios habían cambiado, los zorros del desierto no eran el mismo equipo sólido del apertura y esta vez, el partido definitivo lo jugarían como visitantes.

Cobreloa había terminado en lo más alto del futbol chileno la primera parte del año 2003, pero fiel al rigor futbolístico del presente, cuando un equipo triunfa, suele perder ciertas piezas claves. Esto no fue excepción para el conjunto loíno, que tuvo que asumir en primer lugar la partida de su DT, Nelson Acosta, para que este emprendiera rumbo a Bolivia y así dirigir al seleccionado altiplánico. Fernando Martel y Darío Verón, serían bajas importantes en relación a la oncena titular naranja.

La modalidad del torneo sería la misma, vale decir, con formato mexicano. Los grupos repartidos entre A, B, C y D, serían liderados por Cobreloa, Colo-Colo, Unión Española y Universidad de Concepción respectivamente. El líder en la tabla general sería el sorprenden conjunto universitario del campanil, junto a Colo-Colo. Por su parte los del Loa no podrían mantener su paso ganador que los había caracterizado en Calama. Si bien sólo cedieron un partido, ganando los demás, la derrota dolió y bastante, pues de los seis encuentros disputados en el mítico Municipal de Calama, uno era frente al conjunto albo, precisamente el partido que se perdió. Parecía que en este nuevo torneo, el conjunto capitalino tendría su revancha de lo sucedido en el apertura, una posición favorable en la tabla y un triunfo en Calama ya eran parte de su pequeña “venganza”, pero aún quedaba mucho trapo que cortar.

En más de una oportunidad se comentó mientras duró este formato de torneo en Chile, sumado a la historia de liguillas en los años 80´y 90´que definían cupos para copas internacionales, que el conjunto de los zorros del desierto, era un equipo asiduo a estas instancias y que si bien el torneo no había sido de lo más favorable y recién en las últimas fechas, Luis Garisto, quien reemplazó a Acosta en el banco nortino, había encontrado la mejor expresión de su juego, los play-off eran una historia aparte. El primer cruce que tuvo Cobreloa en la fase último del torneo, fue ante Universidad de Chile. Un marcador de 3 a 2 a favor en Calama y un 3 a 1, también favorable en el Estadio Nacional, permitieron a los loínos avanzar a la siguiente etapa. Los seis goles anotados en la primera llave de play-off eran una buena señal para un equipo que había perdido algo de esa contundencia que le había caracterizado en el título conseguido en el apertura. Ese buen augurio se confirmaría en los cuartos de final, frente a Unión Española. Cobreloa simplemente pasó por encima del conjunto de colonia, adjudicándose ambos partidos por expresivos marcadores de 4 a 1 en Calama y 4 a 2 en Santa Laura.

El torneo entraba en tierra derecha y en semifinales, Santiago Wanderers era el escollo a superar. 2 a 0 en Calama y empate sin goles en Playa Ancha, timbraban los pasajes a una nueva final, donde ya esperaba Colo-Colo.

Si se trataba de realidades de cara a la final, esta vez Cobreloa no llegaba en mejor condición que su rival. Esto quedó demostrado en el partido de ida por la final del torneo de clausura 2003, disputada un 17 de diciembre. A los 52´del segundo tiempo Jaime González lograba adelantar a los locales en el marcador, pero Marcelo Espina emparejaría las cosas a los 75´. Partido de dientes apretados y con un penal a su favor, Cobreloa podía desnivelar las cosas. Fernando Cornejo se paró frente al balón y en el minuto 80 de partido no perdonó la resistencia de un joven Claudio Bravo, poniendo nuevamente por delante en el marcador a los naranjas. Cuando todos esperaban que Cobreloa amarrase el triunfo, David Henríquez en el minuto 90, diría que la revancha se jugaría con un marcador global que favorecía a Colo-Colo, un 2 a 2 en condición de forasteros les permitía llegar con la primera opción al título.

La vuelta, disputada un 21 de diciembre y con un estadio Monumental repleto, en donde se contabilizaron 35.000 asistentes, vio como en un calco a la final disputada en el torneo anterior, Luis Fuentes adelantaba a Cobreloa con un gol de cabeza, “madrugando” a toda la defensa en los 41´de partido. El resultado se aguantaba de buena manera, tratando de encontrar los espacios que dejaba el local al momento de ir en búsqueda del empate, y fue así como en el minuto 70 de partido, Galaz roba un balón y alarga para Jaime González que marcaba el 2 a 0 y desataba la fiesta loína y la amargura alba. Fernández descontaría para el local en 81´de partido, pero ya no había mucho que hacer. Cobreloa se adjudicaba el primer bicampeonato de su historia, el 7mo título en su corta pero rica existencia, jugando además en el estadio de su archirrival, derrotándole en una segunda final consecutiva.

De esta manera, se cerró el año futbolístico del 2003, un año que se tiñó completamente de naranja.

http://www.solamentefutbol.cl/el-ano-naranja-parte-ii/
avatar
Fry
Corazón de Minero
Corazón de Minero

Me Gusta : 19
Fecha de inscripción : 03/04/2013

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.