Tres puntos que eran una Obligación

Ir abajo

09122014

Mensaje 

Tres puntos que eran una Obligación





(Por Francisco Herrera)

Tuvieron que pasar ocho meses para que Cobreloa volviese a ganar en Calama. Ocho meses en que pocas cosas positivas sucedieron en el club y que tuvieron una temporada para el olvido en el torneo de Apertura 2014-2015. Por primera vez en su rica historia, el cuadro loíno terminó como colista absoluto del torneo, complicado con el descenso directo a fin de temporada y con una dirigencia que entregó pocas soluciones al pésimo momento que se atraviesa. El fin del torneo llegó con un triunfo que más que una necesidad, era una obligación, un triunfo que esperemos ayude a final de temporada a conseguir el objetivo de mantener la categoría, un triunfo que significó que por tercera vez en el torneo, Cobreloa sumase de a tres. Hay mucho por resolver de cara al próximo torneo.

Se terminó el torneo para Cobreloa, un torneo que tuvo a tres directores técnicos tratando de enmendar el rumbo del cuadro naranja, pero que ninguno pudo revertir en forma positiva. Ya se ha conversado largo y distendido lo sucedido con los Trobbiani. Fernando Vergara llegó a tomar el mando de un barco que poco a poco se hundía y no fue capaz de sacarlo a flote. Cuando en los primeros partidos parecía que se podía hacer algo positivo, volvió a incurrir en errores pasados de cuerpos técnicos y terminó nublando una propuesta que en algún momento parecía atractiva y salvadora. Todos los entrenadores pecaron de jugar con línea de cuatro en un equipo que carece de laterales, se armaron líneas intrascendentes en el medio campo, ubicando a jugadores fuera de posición o sin un rol claro dentro de la cancha. Para que hablar de la delantera, una zona que en Cobreloa tuvo muchos experimentos, cada uno con resultado similar, la falta de contundencia de cara al arco rival.

En el último partido del torneo, en la última posibilidad de evitar marcar con negro una temporada que no podía ser más oscura, se consiguió un triunfo en Calama, algo inédito en la historia naranja, donde siempre su reducto, fue sinónimo de imbatibilidad, de complejidad para el rival. ¿Hacer un análisis táctico de la propuesta de juego de Vergara en el partido frente a Ñublense? A esta altura no aporta en mucho que digamos, sólo que confirmó de cierta manera lo que se ha especulado en este espacio en varias oportunidades. Los esquemas deben responder a los jugadores que el plantel posee, a menos que seas un gran DT que puede sacar rendimientos notables en diversos jugadores independientemente de la posición en que sean ubicados, algo ajeno a la realidad loína hoy.

Para el próximo torneo la tarea es una y clara, volver a Cobreloa al sitial que se merece en el fútbol chileno, alejar los fantasmas del descenso y darle estabilidad a un proyecto futbolístico que sea capaz de sostenerse a lo largo del tiempo reordenando las opciones del club de cara al profesionalismo. Lamentablemente estas condiciones no se generan de la nada, ni se dan de forma espontánea, por lo cual los objetivos de los zorros del desierto deben ser claros y trabajarse desde ya. En primer lugar reordenar la casa, conformar una dirigencia estable, tanto emocional como mentalmente, sin egos, con identificación por el club y capacidad organizativa, totalmente carente hoy. En segundo lugar, definir prontamente un entrenador que pueda obtener mínimo 27 puntos para evitar que Cobreloa descienda de categoría, además de conformar un plantel en base a sus exigencias. En tercer lugar potenciar y entregar facilidades a las divisiones inferiores para incrementar el patrimonio del club, no como un semillero que permita generar fondos para el club vendiendo al mejor y más rápido postor a los jugadores criados en casa, sino que para a un futuro no muy lejano, tener una variante de jugadores donde poder “echar mano” cuando se necesite un refresco en el plantel de honor. Ejemplos hoy tenemos y no es necesario rebuscarlos. En cuarto lugar y con suma preponderancia, la dirigencia debe acostumbrarse a tratar de buena forma con el socio y el hincha del club, acercarlo a la institución y facilitar los canales de comunicación, un hincha y socio informado, con la posibilidad de contribuir más allá de lo monetario a su club, es mucho más provechoso para todos, dejando de la lado la lógica mercantil impuesta en el último tiempo en que el socio no es más que un cliente que “paga” por un “producto”, el fútbol va más allá de eso y hay que entenderlo.

Identidad. Esa es la palabra que tiene que primar en Cobreloa de cara al próximo torneo. Unidad, el término que debe marcar la comparsa.

http://www.huracannaranja.cl/article.php?story=obl
avatar
Fry
Corazón de Minero
Corazón de Minero

Me Gusta : 19
Fecha de inscripción : 03/04/2013

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.